Un menú en la maleta 15 diciembre, 2011 11:26

Un menú en la maleta I.I

Durante el InterRaíl que he hecho con unas amigas este verano, además de patear, turistear y pasear la mochila a cuestas (y unos papardelle de colores de dos metros de largo que compré en Florencia) por media Europa, (en ocasiones) hemos comido muy bien. Si os acordáis, hará cosa de un año, una amiga me envío de Praga unas fotos de una sopa de Gulash servida en pan.

Cuando fuimos a Praga buscamos como a Wally el local y por fin pude probarlo. El restaurante en cuestión está situado en el monasterio de Strahov, cerca de la catedral de San Vito. Y esto es lo que pedimos.

La famosa sopa de Gulash. Un lujo porque no hay que preocuparse de que te miren mal por mojar pan, porque ya viene mojado.

Plato del monasterio de Strahov, en Praga

También pedimos una tabla de embutidos de la región. Nuestra intención era pedir salchichas, pero nos confundimos… Gajes de chapurrear malamente el checo, aunque acabamos igual de contentas que si hubiesen sido salchichas.

Tabla de embutidos en Praga

Por último, pedimos un delicioso plato de solomillo de ternera asado con salsa de crema, arándanos y pan. Este plato es típico de la región y es delicioso. Muy contundente, a juego con el gulash, pero con una combinación de sabores que hace las delicias de cualquier paladar.

Plato de solomillo asado típico de Praga

Antes de terminar, os quiero mostrar cómo quedaron nuestros platos de gulash inmediatamente después de que fueran servidos:

Plato de Gulash servido en pan típico de Praga

En Praga la comida no es muy cara, y si no recuerdo mal pagamos unos treinta euros (al cambio) por una deliciosa cena para cuatro. Pasaos por La Catedral de San Vito si visitáis la región y aprovechad para probar estos platos.

Tags:

3 comentarios

Deja tu respuesta

Requerido

Requerido

Opcional


  •