Un menú en la maleta,¡Qué cosas! 7 diciembre, 2011 15:54

La mermelada de rosa mosqueta y su tarro de mariquita

Este verano he aprovechado para viajar por Europa. He conocido varias ciudades de Italia, he estado en Praga, Viena y Baviera. De mi viaje me he traído muchos recuerdos gastronómicos de aúpa (ya os iré mostrando), y hoy os enseño uno de los productos que me conquistó: la mermelada de rosa mosqueta.

La rosa mosqueta (Rosa eglanteria) es un arbusto rosáceo que crece de forma silvestre por toda Europa. Aquí es más conocida por las propiedades cosméticas de su aceite (es un regenerador de la piel) que por las aplicaciones gastronómicas de sus frutos. Sin embargo, en Europa se elaboran con sus bayas confituras y todo tipo de tartas y dulces.

Fruto de rosa mosqueta

Por eso, cuando me di cuenta de había estado desayunando mermelada de rosa mosqueta en Alemania durante cuatro días casi no me lo podía creer. Este es el tarro que devoramos entre cuatro amigas:

confitura de rosa mosqueta

Tiene un sabor dulce y agradable con una textura y color similar al de la miel. Una vez en España, decidí incorporar esta confitura a mi dieta diaria. Sin embargo, por mucho que busqué, no fui capaz de encontrarla. Miré en distintas tiendas de delicatessen, en tiendas alemanas e incluso en la semana alemana del El Corte Inglés y en el Lidl. Si alguien sabe dónde se puede comprar, que me lo diga, por favor.

Por fin, hace un par de semanas me trajeron desde un Munich un par de tarros (uno para mí y otro para regalar a mi amiga Laura), con la mala suerte que uno de ellos se rompió. Como no quería privar a Laura de su desayuno, decidí repartir el contenido de un bote en dos. Para animar la visión de la mini-ración de mermelada que le tocaba, adorné con lo que tenía por casa el recipiente que le regalé. Este fue el resultado:

Confitura de rosa mosqueta

Utilicé un poco de fieltro rojo y negro, el resto de un lazo de la caja de remendar de mi ama (que es toda una artista de las manualidades, ya os las mostraré todas un día de estos) y usé un par de cuentas de un pendiente roto para hacer los ojos. Os dejo la foto del making-off.

Dos tarros de confitura de rosa mosqueta

Adornando un tarro con fieltro paso a paso

Bote de mariquita paso a paso

Manualidad de tarro de mariquita

Y el resultado, que ya habéis visto.

Confitura de rosa mosqueta

Tags:

4 comentarios

  • Ya era hora!! Echaba de menos leerte. Yo tengo una amiga en Suiza que viene estas navidades. Si quieres le digo que si encuentra que me traiga.

    • Gracias por pasarte! Ahora que ando más animada mantendré esto al día. Pues dile a tu amiga que si encuentra, se traiga en cantidad, porque está buenisíma!

  • Laura, la amiga

    Esa mariquita como molaaaa! Ya hemos dado buena cuenta de la mermelada, pero la mariquita ya tiene sitio de honor en nuestro cuarto!

Deja tu respuesta

Requerido

Requerido

Opcional


  •