Recetas 19 abril, 2010 17:19

Un capricho: berenjenas rellenas con puré de patata

Muchas veces no sabemos cómo preparar las verduras y terminamos tomándolas siempre igual. Hoy os voy a mostrar un receta de berenjenas que aprendí de Arguiñano, y que he ido modificando a lo largo del tiempo para adecuarla a mi gusto. Esta es la última versión: receta de berenjenas rellenas con puré de patata.

Ingredientes

  • Dos berenjenas
  • 400 gramos de carne picada
  • ?Una cebolla
  • ?Un pimiento verd
  • e?Un tomate
  • 200 gramos de setas o champiñones
  • ?Un vaso de vino blanco
  • ?Un poco de tomate frito
  • Puré de patata?Sal
  • ?Aceite de oliva
  • Pimienta
  • Nuez moscada

Elaboración

Yo, como siempre, comienzo haciendo un sofrito con las verduras. Primero la cebolla y el pimiento (bien picaditos), y cuando estén pochados, le añado el tomate en dados. Mientras se cocina, hay que vaciar las berenjenas.
?
Las lavamos muy bien y las cortamos por la mitad. Con un cuchillo le hacemos un pequeños cortes (como si fuese una cuadrícula) y después las vaciamos. Gracias a los cortes, conseguiremos que la pulpa nos salga en trocitos pequeñitos listos para freír. En este caso, he decidido no asar las berenjenas, porque el relleno y el puré pesan lo suyo y si la berenjena está muy blandita, se nos puede desmoronar.
?
La pulpa de la berenjenas hay que añadirla a resto de las verduras. Las berenjenas, como las manzanas, se oxidan muy rápido y su carne adquiere un color bastante feo, pero eso no quiere decir que se pongan malas.
?
También habría que añadir las setas o los champis. Como no tenía setas frescas, usé un bote de una mezcla que suelo comprar en el supermercado. Ponemos también la carne picada (previamente salpimentada). Lo dejamos cocinar y le añadimos el vasito de vino blanco y un chorrito de salsa de de tomate frito para que ligue todo bien.
?
Con la mezcla, rellenemos las berenjenas. Ahora solo nos queda preparar un puré de patata para poner por encima. Yo siempre uso de sobre porque quedan muy ricos y no me dan nada de trabajo. Eso sí, tengo mis trucos: siempre les pongo nuez moscada y pimienta negra. Además, en lugar de hacerlo con mantequilla, como suelen indicar en las cajas, yo los preparo con un chorrito de aceite de oliva, que es más sano y sabe mejor.
?
Después, las metemos al horno unos dos o tres minutos a 250 grados para que se gratinen. Yo no les pongo queso, porque no me gusta, pero aquellos que disfrutéis con este lácteo, ponedle todo el que queráis que le queda divino.
¡A comer!
?

Tags:

Deja tu respuesta

Requerido

Requerido

Opcional


  •